Plantilla para una carta de presentación perfecta

0

Junto con el curriculum vitae, la carta de presentación es un documento imprescindible en la búsqueda de empleo. Tiene una importancia clave para incentivar la lectura de nuestro curriculum y de esta forma lograr una entrevista de trabajo.

Normalmente lo primero, y muchas veces lo único, que se van a leer de nuestro perfil profesional será nuestra carta de presentación y nuestra experiencia laboral. Tenemos que invertir el tiempo que sea necesario para lograr una carta de presentación perfecta.

En este artículo veremos qué partes no pueden faltar en una plantilla estándar:

Plantilla base para elaborar nuestra carta

  • Encabezado: se compone de nuestros datos personales. No pueden faltar: nombre, teléfono y mail. También podemos incluir una dirección.
  • Fecha y destinatario: seguidamente pondremos la fecha y la persona a quien va dirigida la carta
  • Párrafo 1: Objetivo. Pondremos en unas 3 líneas con las razonas por las que hemos redactado la carta. Por ejemplo por qué hemos visto un anuncio de una oferta de trabajo.
  • Párrafos 2 y 3: Cuerpo. Explicaremos de forma breve por qué somos los candidatos ideales para conseguir el empleo. Intentaremos resaltar no más de 3-4 datos de nuestro curriculum que se ajustan perfectamente al objetivo de la carta. Podemos redactar el cuerpo en 2 párrafos y explicar, el se segundo párrafo, algunos de los logros que hemos conseguido en otros trabajos
  • Despedida: tiene que tener una llamada a la acción. La mayoría de veces será una petición para una entrevista de trabajo.

Es muy importante seguir una plantilla similar a la expuesta anteriormente. Cada párrafo debe tener unas 50 palabras. Un formato estándar de carta debería tener entre 3 y 4 párrafos. Recuerda que una carta breve puede ser muy válida.

En la siguiente foto veremos una carta de ejemplo:

plantilla carta de presentaciónEste caso sigue una plantilla simple, similar a la descrita anteriormente. Vemos un encabezado con nuestros datos personales principales seguido del destinatario de la carta, que en este caso no conocemos su nombre. No pasa nada si no sabemos el nombre del responsable de recursos humanos aunque siempre es una buena idea hacer una búsqueda por Internet y encontrar un mail directo de una persona para personalizar el mensaje.

Lo siguientes dos párrafos son el cuerpo de la carta. En este ejemplo se ha optado por destacar conocimientos profesionales en el primer párrafo e información sobre nuestras aptitudes en el segundo párrafo.

Finalmente se cierra la carta con una llamada a la acción para hacer una entrevista. Una forma clásica y efectiva de terminar la carta.

Es importante señalar que no existe una plantilla perfecta, si queremos hacer bien las cosas tendremos que prepara una carta diferente por cada empresa. De esta forma estaremos mostrando más interés que otros candidatos que o bien no incluyen una carta de presentación, o hacen un simple copiar pegar de una carta genérica.

Esperamos que el artículo te haya sido de ayuda. Te recordamos que en esta misma web encontrarás varias cartas de ejemplo que pueden resultare muy útiles.

Comments are closed.